Cómo preparar oleato de romero

Instrucciones paso a paso para preparar aceite de romero casero

Los oleatos, aceites macerados o aceites infusionados son preparados que podemos elaborar en casa sin mayor dificultad para luego utilizarlos con diversos fines, como pueden ser los culinarios o los cosméticos. Hoy vamos a preparar un macerado de romero con aceite de oliva virgen que usaremos más adelante como ingrediente en alguna de nuestras preparaciones.


Materiales que vamos a necesitar:


  • Romero seco:100 gramos por cada litro de aceite que queramos preparar
  • Un tarro de cristal con capacidad suficiente
  • Aceite de oliva virgen
  • Báscula de cocina
  • Papeles o periódicos - opcionales
  • Un bolígrafo y etiquetas para poner la fecha al macerado

Yo voy a preparar 600 gramos de aceite de romero, por lo que usare 60 gramos de planta seca, pero vosotras podéis preparar lo que queráis respetando las proporciones anteriores.

Lo primero que tenemos que hacer es recolectar unas cuantas ramas de romero cuando está en plena floración, podéis aprovechar si es a principios de primavera para darle una buena poda al arbusto y de paso usar los restos para preparar oleatos. El romero además es una planta que podemos aprovechar para plantar cerca de nuestro huerto y dar refugio a la fauna auxiliar en épocas frías. 

Ramas de romero con flores listas para su recolección

Luego lo ataremos en ramilletes y lo dejaremos secar bocabajo durante una buena temporada, a partir del mes, suele estar completamente seco, comprobaremos que así es rompiendo una ramita: si el sonido es crujiente y se parte sin dificultad tenemos el romero seco como para guardarlo en tarros herméticos de cristal. Lo ideal es ponerlo a secar en un lugar donde no le de la luz directa del sol, podemos meterlo dentro de una bolsa de tela si lo ponemos en un lugar exterior o con mucho polvo, así mantendremos la hierba bien limpia.

Varias cañas de romero secándose colgadas de un cordel

Una vez seco separaremos las hojas y las flores de los palitos a mano, yo lo hago cómo en las siguientes fotos, es bastante cómodo y rápido. Siempre lo voy depositando sobre unos papeles, que bien pueden ser periódicos, para luego rellenar los tarros con mayor facilidad. Para ello hacemos lo siguiente: 


  • Separamos las ramitas de forma individual, al estar bien seco, lo podemos hacer a mano sin necesidad de tijeras.

  • Luego cogemos la ramita con las manos por el extremo más cercano a nosotros. 

  • Una mano se mantiene firme e inmovil para sujetar la ramita.

  • La otra mano va deslizándose hacia abajo separando las hojas y las flores del tallo como en las siguientes fotografias:


Separando las hojas y flores de las ramas de romero para preparar aceite de romero casero

Separando las hojas y flores de las ramas de romero para preparar aceite de romero casero

Separando las hojas y flores de las ramas de romero para preparar aceite de romero casero

Pesaremos la cantidad de hierba seca que tenemos para ver si hemos llegado a los 60 gramos que necesitamos para preparar los 600 gramos de aceite macerado con romero.

Romero en báscula, tenemos 60 gramos de hierba seca

Cuando lleguemos a la medida llenaremos el tarro de cristal con ayuda de los periódicos:

Rellenando los tarros de cristal con el romero seco

Una vez el tarro esté repleto de romero, pesaremos el aceite necesario, en mi caso 600 gramos y llenaremos el envase. El tarro debe estar bien limpio y seco para asegurar las condiciones adecuadas y que no se nos estropee el producto final.

Poniendo los tarros sobre la pesa y preparando la tara

Pondremos el tarro sobre la pesa y después daremos al botón de Tara para que se nos ponga a cero y sea más cómodo añadir el aceite.

Romero y aceite preparados para macerar durante 40 dias


Lo ideal es que el aceite cubra hasta la boca del recipiente para así no dejar espacios vacíos, o en este caso llenos de aire. Taparemos con la tapa, hay que comprobar que la tapa esté bien limpia y en perfectas condiciones si el tarro es reciclado, ya que los óxidos pueden corromper nuestra disolución, y cerraremos. 

Ponemos la fecha y el contenido en una etiqueta


Pondremos la fecha y el contenido en una etiqueta sobre la tapa y dejaremos macerar en un lugar oscuro durante 40 días

Pasada la cuarentena filtraremos con un colador de malla fina o una tela y guardaremos en tarros de cristal ámbar con la fecha. Si no tenéis tarros de cristal ámbar podéis guardarlo en tarritos o botellas de cristal transparente, pero cuidando siempre que no le de la luz del sol directa, yo los guardo siempre en un armario oscuro.

Lo podemos usar durante un año y medio sin miedo a que se estropee, si queréis alargarle un poco más la vida lo podéis congelar. De todas formas los aceites se ponen malos cuando se enrancian y se puede comprobar que el preparado sigue estando en perfectas condiciones por el olor.

Usos que podemos darle a este macerado de romero:



Quizás también te interese...

3 comentarios:

  1. Tus entradas me parecen siempre de lo más interesantes ¡todo es de lo más útil a la par que sencillo de preparar en casa!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Con lo maravilloso que resulta este oleato.... Para todo... En casa nunca falta!!
    Tiene un color precioso... Lástima que no pueda aspirar su fragante aroma...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas :) Me alegra que os resulte interesante

    ResponderEliminar

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio