Cómo hacer mermelada de ciruelas casera

Receta para preparar mermelada de ciruelas casera

Seguimos con los excedentes de fruta del huerto, en el caso de hoy son las ciruelas, tanto las amarillas como las rojas las que hemos podido coger, pero no hemos podido comer... Así que lo que haremos será preparar mermelada con las sobrantes, para así poder disfrutar de ellas cuando nos apetezca.
A mi me gusta preparar las conservas con el azúcar justo, así conservamos el sabor original de la fruta y la podemos combinar con otros alimentos como queso, pan, yogures, pasteles, bizcochos... Incluso algunas se pueden combinar con platos de carne que están deliciosos. Sin más palabrería os enseño como preparo yo la mermelada casera de ciruelas

Lo primero de todo será limpiar bien los tarros, lo podemos hacer de dos maneras:

La primera será introduciendo los tarros en una olla cubiertos de agua, deben quedar sumergidos de tal forma que quede una capa de agua entre la parte de arriba de los tarros y la superficie. Debemos mantener los tarros sumergidos durante 15 minutos a partir de que el agua rompa a hervir, nos ayudaremos de unas pinzas para sacar los tarros del agua sin quemarnos.

La otra forma es meter los tarros en el microondas llenos de agua, dejamos unos centímetros libres para evitar que se nos desparrame todo el agua cuando rompa a hervir, el problema aquí es que no sabremos cuando comienza, por lo que tendremos que pausar el proceso para abrir la puerta y comprobar. Una vez el agua esté en estado de ebullición pondremos el micro a máxima potencia durante 10 minutos. Mucho cuidado aquí también a la hora de sacar los tarros, no nos vayamos a quemar.


Para elaborar mermelada en casa necesitaremos:

  • Ciruelas frescas y en buen estado
  • Limones, uno por cada 2 kilos de fruta
  • Azúcar: de 240 a 320 gramos por cada kilo de ciruelas
  • Tarros para conservas, si son de tapa de rosca, las tapas deben ser nuevas. Si son como los de la fotografía superior lo que debe ser nuevo es el aro de goma, que es lo que garantiza el correcto sellado y por tanto el vacío y su conservación.
  • Una olla
  • Una cuchara de madera para remover
  • Paciencia y ganas

Cómo preparar mermelada de ciruelas:


Se lavan bien las ciruelas y eliminamos las partes estropeadas si las hubiera, también quitamos los rabitos de la fruta. 

En el caso de hoy prepararemos la mermelada con la piel para aprovechar la pectina y mantener el toque ácido de este tipo de fruta que a mi personalmente me encanta, si os gusta muy dulce os recomiendo pelar las ciruelas antes de añadirlas a la olla, aunque también os quedará una mermelada más suelta, a no ser que luego añadáis pectina en polvo o gelatina neutra.


Ingredientes de la mermelada: ciruelas, el zumo de un limón y azúcar

Exprimimos un limón y lo añadimos a la cacerola, una vez limpias las ciruelas las echamos también en la olla y ponemos a fuego lento, si lo tapamos con una tapa cogerá más calor e irá sacando el jugo de la fruta con mayor rapidez.

Ciruelas en la olla sobre la cocina de gas a fuego lento

Hay que tener cuidado con el fuego, si la temperatura es demasiado elevada se puede quemar la mezcla y eso no hay quien lo arregle...

Ciruelas medio deshechas por el calor

Pasados 20 ó 30 minutos se puede comprobar que la mezcla va tomando un color rojizo, que es el que quedará finalmente en la mermelada.

La piel de las ciruelas rojas tiñe toda la mermelada

Cuando tengamos una textura parecida ala de la fotografía se pasa la mermelada por un tamiz, en mi caso voy a usar una rejilla de freír, ya que me servirá estupendamente para no dejar pasar los huesos de las ciruelas.

Masa en rejilla para tamizar

Si usáis ciruelas grandes de la tienda se pueden quitar los huesos a mano y pasar la mezcla por un pasapure, pero como estas ciruelinas son muy pequeñas, a mano no terminaríamos nunca. Nos ayudaremos con una espátula de silicona o de madera.

Ayudándome con la espátula para eliminar los huesos y pieles de las ciruelas

No os preocupéis tampoco por las pieles, la gran mayoría van a quedar en la rejilla

El siguiente paso es pesar la pulpa para saber la cantidad de azúcar que vamos a necesitar.

Pesando la pulpa de la fruta

En esta ocasión tan solo hemos preparado un par de kilos de pulpa, por lo que usaremos de 480 a 640 gramos de azúcar. Si no os convence con este sabor podéis subir un poco la proporción añadiendo poco a poco azúcar hasta que se ajuste a vuestro paladar.

Añadiendo el azúcar para volver a cocinar

Añadimos el azúcar y removemos bien, luego lo volvemos a poner a fuego suave para que alcance la temperatura para embotar.


Si tenéis un termómetro la temperatura ideal está por encima de los 80º, si no, os podéis guiar por el burbujeo de la mermelada al hervir, eso sí, debe hervir de manera uniforme, es decir que si le damos una vuelta con la espátula siga hirviendo, si se para y tarda en volver a hervir hay que seguir esperando. 

En este punto no es recomendable remover demasiado, pero de vez en cuando debemos dar unas vueltas para que no se pegue.

Una vez la mermelada haya cogido la temperatura idónea rellenaremos los tarros de cristal con la ayuda de un embudo y un cucharón.

Rellenando los tarros de mermelada

Si rellenamos con la suficiente temperatura con poner los tarros boca abajo será suficiente para que estos hagan el vacío.

Tarros boca abajo que aseguran el vacío de la conserva

Ahora lo único que nos queda es esperar a que estos se enfríen y apuntar en la tapa la fecha de elaboración. Las mermeladas se mantienen en perfectas condiciones durante año y medio, así que hacer la cantidad necesaria, porque con el tiempo van perdiendo cualidades y se pueden estropear.

Consejos para obtener una mermelada perfecta:


  • Usar la fruta en su punto óptimo de maduración, es decir ni muy verde ni muy madura.

  • Eliminar siempre las partes estropeadas.

  • Si queremos que su textura sea más espesa podemos añadir gelatina o pectina, de venta en supermercados y grandes superficies, o también añadir espesantes como la goma guar o xantana, de venta en comercios especializados.

  • Si no queremos usar aditivos externos podemos mezclar por cada kilo de fruta medio kilo de manzanas con piel y partes duras, así aprovecharemos la pectina de las manzanas y éstas no restarán sabor a lasciruelas, las manzanas son una buena opción para espesar sin variar el gusto de las mermeladas.

  • Debemos estar bien atentas sobre todo al principio de la cocción para evitar que la fruta se nos pegue en la cacerola.

  • Aunque las frutas son lo suficientemente ácidas por sí mismas, es recomendable añadir limón a las conservas para asegurarnos de que la bacteria del botulismo no pueda desarrollarse en las mermeladas.

  • El total de azúcar de nuestra mermelada debe estar entre el 40 y el 60%, las frutas aportarán el 10% aproximadamente.

  • Se puede dar un toque personal a las mermeladas añadiendo ralladura de limón o naranja, cocinando la mermelada con canela, o incluso utilizando algún condimento como pueden ser los clavos de olor o el cacao puro.

Etiquetas  para mermelada de ciruela roja o negra para descargar e imprimir:


Para descargaros la imagen hacer clic en el enlace debajo de cada fotografía, no hay publicidad, solo un enlace al archivo en pdf, la imagen que veis aquí es una muestra que no tiene la calidad suficiente para quedar bien impresa. 

Etiquetas para descargar gratis de mermelada de ciruela roja. Rectangulares para el lateral del tarro
Descargar etiquetas  para mermelada de ciruelas

Para saber más:

Comentarios

  1. ¡Una auténtica joya de mujer! si fuera un tío no te me escaparías... jeje. Fuerte abrazo, artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén me voy a poner roja como la mermelada :D

      Un besin

      Eliminar
  2. De pequeña había un ciruelo en el jardín y hacíamos un montón de mermelada, qué rica y qué buenos recuerdos. Y la tuya qué buena pinta y qué envidia sana que me da ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ciruelos dan muchísima fruta y deliciosa :)

      Besitos

      Eliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Lo más leído: