Polinizadores habituales: abejas y sírfidos

Esta foto fue tomada el verano pasado. Dejé unas escarolas espigar para conseguir semillas y sucedió que un día se dieron las circunstancias de que además de haber bajado la cámara de fotos al huerto, había algo interesante que fotografiar :) Así que sin esperar más, me acerqué lo que la distancia focal de mi cámara compacta me permitía, he hice que la abejita posará para mi durante un ratito.

Insecto polinizando una flor de escarola...¿Abeja o sírfido?
¿Puedes asegurar que esto es una abeja?


Las abejas son muy importantes en el equilibrio de los ecosistemas. Bueno, yo diría que todo lo que tiene un papel en el funcionamiento del ecosistema es importante, así que todos los animales que lo componen lo son. Aunque unos parecen más valiosos que otros debido a que su tarea es más obvia, o a que tienen un "Comunity manager" más espabilado que les da una fama especial.

Fotografía de una abeja en primer plano en la que podemos ver sus grandes y diferenciadas antenas.
Abeja melífera. Fuente de la imagen: KenThomas.us

En la foto superior una abeja, Apis mellifera lingustica, en un primer vistazo cualquiera puede decirnos que es una abeja, pero si nos paramos a observarla un poquito más de cerca, podemos incluso asegurar que lo es. Y muchos os preguntareis... 

- ¿Asegurar que es una abeja? Pero si ya se ve!!

Pues aunque parezca sencillo no lo es tanto, pues cuando os presentemos a sus imitadores los sírfidos quedaréis asombrados de la capacidad de transformación de dichos "moscardones" 

Las abejas, tienen un par de antenas bien diferenciadas, con esto me refiero a que  si vemos una revoloteando a nuestro alrededor y podemos ver claramente sus antenas, lo más probable es que sea una de ellas, a no ser que recién venga de la peluquería, entonces podemos estar ante un tremendo error.

Los sírfidos por regla general, siempre hay alguien que se salta las normas y se pone un enorme tupé como los dos primeros señores del siguiente póster, tienen unas antenas más modestas, incluso a veces imperceptibles. Lo podemos ver en la siguiente imagen:


Varias fotografías de sírfidos
Póster con varios tipos de sírfidos.
Autor: Alvesgaspar Para ver el póster en mayor resolución ir a la fuente.

Otro rasgo que nos ayudaría a distinguir si estamos ante una abeja o un sírfido imitador son los ojos, los sírfidos tienen unos enormes ojos que ocupan casi toda la cabeza, ¡No me gustaría ser uno y tener que llevar gafas! Seguro que tengo que trabajar incluso en el invierno para poder pagarlas... Y a ver donde voy a encontrar polen en esa época por estas frías tierras Asturianas...


Ojos de sírfido.
Autor: Celestec4. Fotografía original: Wikimedia Commons.


En la foto superior los enormes ojos de un sírfido coronados por unas coquetas antenas de insecto inofensivo y bien peinado.

Los ojos de los sírfidos nos recuerdan a los ojos de las moscas: grandes, compuestos y  hermosos. Además pueden ver prácticamente todo lo que sucede a su alrededor con su visión de 360º.

Fotografía de los ojos compuestos de las moscas
Mosca en primer plano, aquí podemos ver sus enormes ojos compuestos

Por otro lado, las abejas tienen dos pares de alas, son himenópteros, sin embargo los sírfidos solo poseen un par, por lo que se les denomina dípteros, aunque eso no les limita en el vuelo, pues son capaces de volar en todas direcciones y mantenerse en un punto fijo suspendidos en el aire. Si tenemos una cámara buena, este sería el momento de captarlos en todo su esplendor :)

Y por último, más por curiosidad que por otra cosa, decir que los sírfidos poseen una última característica que nos ayudaría a distinguirlos de las abejas, pero digo ayudaría y no ayudará, debido a que solo los entomólogos más experimentados, o los que dispongan de muy buenos reflejos y una increíble lente de aumento podrán apreciar. Se trata de la vena espuria, que aparece en las alas de los sírfidos cual línea de pitonisa adivinadora.

Ilustración de la vena espuria, de las alas de los sírfidos
Ilustración de la situación de la vena espuria.
Extraída del manual de Entomología de Maxwell Lefroy - Fuente


Los sírfidos son insectos polinizadores que se disfrazan de abejas, abejorros o avispas para poder sobrevivir en la naturaleza, aunque esta jugada no les ha salido muy bien a los que viven en jardines o parques públicos, pues debido a que la mayoría de la población no sabe distinguirlos y terminan siendo víctimas de periódicos, suelas de zapatos u otros objetos livianos que sirvan para espachurrar insectos. Así que desde aquí quiero aportar mi granito de arena para que si tenéis paciencia podáis distinguirlos de los insectos que os asustan y darles una oportunidad, pues además de contribuir a la biodiversidad, se encargan de polinizar, al igual que las abejas y abejorros y en su estado larvario muchos de ellos pueden incluso ayudarnos con las plagas del huerto

Con este último párrafo no quiero que os pongáis a matar abejas, abejorros y avispas, ¿Eh? Ya que también son insectos dignos de admirar que forman parte del ecosistema enriqueciéndolo y sirviendo a la comunidad global, pero eso es otra historia, y debe ser contada en otro momento. Además de que las abejas, avispas y abejorros son insectos muy pacíficos que no nos molestarán si nosotros no les molestamos, así que ya sabéis, cuando os encontréis con alguno de estos insectos lo mejor es conservar la calma y que cada uno siga su camino.



Otros sitios en los que hablan de los sírfidos y otras especies y que merece la pena visitar:


Quizás también te interese...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio