Por qué elegimos un riego por exudación

En este artículo vamos a explicar por que elegimos un riego con manguera porosa en lugar de otros tipos de riego automáticos, como pueden ser el riego por goteo, el riego por inundación o el riego por aspersión:

Comportamiento del agua con dos tipos de riego diferentes.Tierra arcillosa.



Por qué hemos desechado el riego por inundación:


Ejemplos de diferentes tipos de riego por inundación:
Campos de arroz en el Bajo Piura 1.jpg
«Campos de arroz en el Bajo Piura 1» por Alfredobi - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia Public domain vía Wikimedia Commons.
Riego por surcos.JPG
«Riego por surcos». Disponible bajo la licencia Public domain vía Wikimedia Commons.
Terrace field yunnan china denoised.jpg
«Terrace field yunnan china denoised» por Jialiang Gao, www.peace-on-earth.org - Original Photograph. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Antiguamente en fincas cercanas a Pola de Lena, a unos 9 Km del lugar donde nos encontramos, este era un tipo de riego común en  esta zona de Asturias.

Nos comentaban vecinos que cuando ellos eran niños recordaban como por medio de un sistema de pequeñas presas compartían el agua de un riachuelo cercano adoptando turnos para que no todos se pusieran a regar al mismo tiempo. 

En nuestro caso este no es un sistema viable, ya que el riachuelo se encuentra lejos de nuestra finca, está en un nivel menos elevado que la parte alta del huerto y suele secarse en verano.

Además el riego por inundación requiere de grandes cantidades de agua que al ser liberadas correrían huerto abajo arrastrando los nutrientes de la tierra debido a la pendiente de la zona sembrada.

Por qué hemos desechado el riego por aspersión:


Irrigated blueberries4046.jpg
«Irrigated blueberries4046». Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

El riego por aspersión puede ser válido en muchas verduras y hortalizas, pero debido a que nosotros intercalamos muchos cultivos, no podríamos mantener secas las hojas de las plantas que así lo requiriesen (por ejemplo los tomates), con el consiguiente peligro de desarrollo de enfermedades.

Por otro lado, regar por aspersión durante el verano conlleva una pérdida de agua por evaporación que no deseamos; nuestro clima particular es bastánte húmedo de por sí y estamos en una zona con frecuentes nieblas y prumas, por lo que creemos que no debemos aumentar la humedad ambiental.

Por qué desechamos el riego por goteo:

Riego por goteo.JPG
«Riego por goteo». Disponible bajo la licencia Public domain vía Wikimedia Commons.
 
Esta es la opción que más nos convence, aunque con algunas modificaciones. Por un lado vamos a cambiar el riego por goteo tradicional por el riego con exudación, que se consigue instalando ramales de tubo de manguera porosa a lo largo de las eras de siembra.

El riego por goteo tradicional lleva insertados unos pequeños goteros (autocompensantes, regulables, etc.) que se instalan a determinada distancia y que se mantienen fijos a lo largo de la duración de la instalación, es decir, que si instalamos los goteros a 20 cm de distancia, el agua mojará el suelo siempre en los mismos puntos dejando quizás zonas que siempre permanezcan secas en la tierra. También hemos encontrado investigaciones por la red en las que hace referencia a un lavado de nutrientes en las zonas donde los goteros llevan mucho tiempo instalados, aunque en principio este no es un problema a tener en cuenta con nuestro sistema, ya que el aporte orgánico en los bancales será permanente a lo largo de la vida del huerto, lo añadimos como información adicional.

Otro de los inconvenientes que hemos visto en este sistema, que puede ser corregido mediante goteros de cobre, es la posibilidad de que las raíces tupan las salidas de agua o incluso los tubos, por eso el cobre en los goteros. Desde nuestro punto de vista preferimos no añadir cobre al suelo, porque aunque hay estudios que dicen que el cobre no es soluble en agua, también hay otras experiencias en la web relacionadas con el tema de la agricultura ecológica, y como no somos expertos en el tema y tenemos una solución viable, preferimos elegir la manguera porosa, que además nos aporta una mayor garantia.

La manguera porosa, además, puede usarse posada sobre la superficie del suelo e incluso enterrada a unos 5 cm bajo tierra. Nosotros la posaremos sobre la superficie del suelo, pero esta superficie estará en muchos casos cubierta por mulching, esto no tiene ningún tipo de incompatibilidad.

Como complemento a estas observaciones anteriores hemos tenido en cuenta también los siguientes acontecimientos:

Comportamiento del agua según tipo de tierra:


Los suelos arenosos, que poseen un mayor porcentaje de poros de mayor diámetro, drenan más rápido que los suelos arcillosos, que tienen un mayor porcentaje de poros de menor diámetro. La forma de la mancha de agua es distinta según el tipo de tierra, ya que en suelos arcillosos se va formando una mancha de humedad redondeada, mientras que en suelos más arenosos el agua desciende de forma prácticamente vertical, humedeciendo una menor superficie.

Comportamiento del agua en relación al tipo de suelo.

Para efectos de riego, las figuras 6 y 7 nos dicen  que  si  tengo  un  terreno  arcilloso  el tiempo de riego puede ser mayor que el de un suelo arenoso, pero la frecuencia de riego (el tiempo  que  trascurre  entre  un  riego  y  el siguiente),  puede  ser  mayor


En  un  suelo arenoso el tiempo de riego será más corto, pero los riegos serán más frecuentes
El riego por exudación nos permitirá cubrir una mayor superficie de terreno, lo que es una ventaja a la hora de regar nuestras eras de cultivos de diferentes especies intercaladas. Para aprovechar mejor el tipo de riego, decidimos hacer eras largas y no muy anchas  por las que se extiende la manguera porosa haciendo eses, así las zonas sin regar disminuirán lo máximo posible.

Comparación comportamiento del agua con diferentes sistemas de riego
Fuente de la imágen: ArteriaEco.com

Se pretende extender la manguera porosa serpenteando por el suelo, así tendremos también una superficie de cultivo más amplia, en los pequeños bancales alargados.

Ejemplo de instalación con manguera porosa y cultivos intercalados.
Ejemplo de cultivos intercalados aprovechando el curso de la manguera.

Mantenimiento del suelo:


Los bancales irán formando pequeñas terrazas a lo largo de la pendiente quedando estos siempre cubiertos con una capa de compost y acolchado de desechos de la finca (restos de podas triturados, paja del gallinero, restos orgánicos, etc.) y separados de los pasos, por lo que la tierra se mantendrá siempre mullida y en las mejores condiciones para que las plantas de desarrollen lo mejor posible.

El riego irá apoyado sobre la tierra, estamos pensando en la posibilidad de marcar mediante unos palos el recorrido, para que al hacer trasplantes la manguera no corra ningún peligro de roturas. La manguera porosa irá quedando parcialmente enterrada según vayamos añadiendo materia orgánica. Este tipo de riego se puede enterrar hasta unos 5 cm de profundidad y es compatible con los acolchados.

Fuentes:



Secretaríade Educación. República de Honduras.



Fuente imágenes:


Wikimedia Commons


Módulo 5. Bachillerato Técnico Profesional de Agricultura
Secretaríade Educación. República de Honduras.


Arteriaeco.com


Imágenes propias.
Si deseas usar alguna de mis imágenes puedes hacerlo sin problema, aunque no es obligatorio, se agradecería un enlace a este blog :) 



Quizás también te interese...

4 comentarios:

  1. Pues... muy interesante la reflexión, te lo has trabajado, gracias por tanta información, es útil para enfocar un sistema de riego u otro en función del objetivo.

    Excelente! Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que este es el primer año que nos hemos planteado el añadir un sistema de riego al huerto, debido a que Asturias es de por sí muy lluviosa, pero desde hace dos años para acá los veranos son extremadamente secos y hay muchas hortalizas que no se desarrollan lo suficiente debido a la falta de agua...

      Como tu bien dices hay que ver que es lo que tenemos para ver si este es nuestro riego ideal :)

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Completamente de acuerdo contigo, las posibilidades y beneficios que nos aporta el riego por exudación son muy amplias a día de hoy y ahora que se acerca el verano más aun, enhorabuena por el blog y por el post Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que a día de hoy mi primo se ha montado un invernadero y está encantado con la manguera y ya tiene 3 ó 4 años :)

      Eliminar

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio