Qué materiales añadir al Compost

Una de las cosas más interesantes de tener un huerto en casa es poder reciclar tus propios residuos orgánicos y transformarlos en compost, así además de contribuir a aligerar la carga y selección de los servicios de recogida de basuras, podemos observar en primera persona la rueda natural de la vida, algo que se ha perdido en las grandes ciudades debido a que ya casi nadie cultiva sus alimentos. En el artículo de hoy vamos a aprender a hacer una mezcla de compost equilibrada para que nuestras hortalizas estén bien sanas y fuertes.

Compost: cómo hacer una mezcla equilibrada, que materiales es necesario añadir




Debemos saber que la materia orgánica vegetal que se va a compostar está compuesta principalmente por Carbono y Nitrógeno.

El carbono abunda en las partes leñosas de las plantas, como la paja, serrín, ramas...
Es el principal formador de la lignina, celulosa y los azúcares, y por tanto, del papel y cartón. Podemos generalizar diciendo que en los materiales secos encontramos la mayor cantidad de Carbono.

El Nitrógeno predomina en las partes verdes de las plantas, restos de comida, excrementos de animales, césped verde... es decir, en los restos que contienen más humedad.

Al principio del proceso de compostaje los microorganismos consumen unas 30 veces más carbono que Nitrógeno, por tanto, si queremos  compostar en condiciones óptimas, debemos aportar una mezcla de materiales que mantenga las proporciones deseadas.

Los materiales verdes (con abundancia de Nitrógeno) favorecen el aumento de la velocidad de la descomposición, pero no generan gran cantidad de producto. En cambio, los materiales secos o leñosos (con abundante Carbono) sirven para mejorar la aireación del montón y se descomponen más lentamente, incrementando el volumen del producto final.

Para conseguir un equilibrio correcto de nutrientes se puede seguir una sencilla regla: aportar el doble de materiales verdes que de secos, así conseguimos una relación C/N de 30 a 1, que es la deseada.


Niveles Altos de Nitrógeno (1-25/1):
  • Orines, estiércol de aves
  • Estiércol de animales de granja fresco
  • Púrin de ortigas
  • Ortigas frescas
  • Césped fresco
  • Leguminosas recién cortadas
  • Restos vegetales frescos
  • Posos de café
  • Restos de cocina


Niveles altos de Carbono (40-1000/1):
  • Serrín
  • Papel y cartón
  • Paja
  • Agujas de pino secas
  • Ramas de poda otoñales
  • Ramas de poda muy gruesas
  • Hojas de frondosas


Carbono/Nitrógeno equilibrado (25-40/1):
  • Estiércol de oveja
  • Estiércol de caballo con cama de paja
  • Hierbas al final de su ciclo vegetativo
  • Hojas de árboles frutales y arbustos
  • Ramas de podas primaverales finas o trituradas
  • Agujas de pino frescas



Fuentes y manuales:

"Guía básica para hacer Compost" GRAMA - Grupo de Acción para el Medio Ambiente. 


Quizás también te interese...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio