Receta: bizcocho marmolado como postre o desayuno.

Como ayer fue domingo podemos permitirnos un capricho y hacernos un estupendo postre o desayuno, dependiendo de la hora a la que lo vayamos a consumir, así que hoy toca una estupenda receta de bizcocho marmolado de yogur y cacao. Con huevos de casa, harina de trigo y escanda, un chorrito de aceite de oliva y azúcar moreno. Os puedo asegurar que esta estupendo...

Bizcocho marmolado de yogur y cacao.
A quedado tan rico que cuando leas esto ya no quedará ni un pedacito.

Ingredientes:
  • 1 yogur natural
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 2 medidas de yogur de azúcar moreno
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • Un par de cucharadas de cacao
  • Levadura, puede ser masa madre, Royal o levaduras del kefir.

Para elaborar el bizcocho seguiremos el procedimiento habitual:

Mezclaremos todos los ingredientes en un bol y removeremos hasta que no queden grumos, si es necesario usaremos la batidora.

Cuando esté todo bien mezclado separaremos la mezcla en dos partes, en una añadiremos las cucharadas de cacao, si no tenemos cacao en polvo podemos usar algún cacao soluble, solo que aquí subiremos un poco la proporción. Ahora es el momento de jugar y experimentar en la cocina... Si añadimos un poquito de leche o nata a la mezcla conseguiremos que sea más líquida y que se vaya al fondo del molde, quedando así un dibujo como el del bizcocho de la foto. Luego también debemos de tener en cuenta el factor de la altura al echarlo sobre la mezcla, a más altura más profundidad, también podemos remover un poco con un palillo chino, etc. Dependiendo de la combinación elegida nos saldrá un dibujo u otro.

Si usamos un molde convencional lo untaremos con mantequilla, si usamos silicona esto no será necesario.


Una vez me dieron un truco estupendo para conseguir que el bizcocho suba como la espuma, pero que sólo utilizo cuando tengo tiempo. Este truco funciona cuando usamos levadura química, tipo Royal, ya que esta levadura sube con la temperatura. Así que si metéis la mezcla en la nevera una hora antes de cocinarlo y además pre-calentáis el horno antes de introducirlo en él, conseguiréis que el bizcocho quede mucho más esponjoso.


Con la mezcla en el molde lo introduciremos en el horno a 170º, durante aproximadamente media hora ó cuarenta minutos. Yo suelo usar la opción de más calor por abajo para que no se me churrasque la parte de arriba.

Podemos saber que el bizcocho está listo cuando empezamos a notar su olor característico en el ambiente, si somos principiantes en la cocina podemos pinchar con un cuchillo en el medio y si sale limpio significa que ya podemos apagar el horno, pero tenemos que tener cuidado pues si abrimos la puerta demasiado pronto la masa bajará y nos quedará un brownie...




Quizás también te interese...

4 comentarios:

  1. Que buena pinta! Gracias por la receta Marta ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que salió muy rico, tendré que volver a hacer otro :P

      Eliminar
  2. Que rico! entre los huevos de casa y la harina de escanda, un bizcocho tan sencillo se convierte en un postre estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si jejeje Si te animas a probar ya nos contarás :)

      Eliminar

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio