Flora espontánea: Chelidonium majus o Cirigüeña.

Parece ser que el nombre de esta planta viene del latín "caeli donum" que significa don del cielo, en asturiano su nombre correcto es femenino y se la conoce como "La cirigüeña". Otros nombres para esta planta son Celidonia mayor, Hierba de las golondrinas, Flor de las verrugas, Gataloca, Hierba del yodo, Verruguera, Yerba de las cortaduras...




En otras fuentes nos dicen que su nombre proviene del griego chelidon, que significa golondrina, lo que nos hace entender el porqué de uno de sus nombres populares más comunes.

En Asturias tenemos un refrán que nos indica lo preciada y usada que era esta planta: “La cirigüeña de todos los males es dueña”. Pero por lo que sabemos a día de hoy, es mejor dejar esta planta para que la investiguen y dosifiquen los que saben...

Antiguamente era una planta muy utilizada en la medicina tradicional, pues tiene propiedades antiespasmódicas, colagogas, analgésicas, purgantes y diuréticas. Aunque hay que decir que es una planta extremadamente tóxica que puede tener consecuencias muy graves, por lo que queda totalmente desaconsejada para usar como auto-medicación, pues hay evidencias de que en algunos pacientes terminan desarrollando una lesión hepática severa, incluso mortal, son casos aislados, pero al desconocer la razón la prudencia resulta una virtud.

Era utilizada comúnmente por vía tópica para tratar verrugas, cortes, cicatrices... Pero no es recomendable su uso, ya que no está exento de peligros, aunque se pueden encontrar productos cosméticos que emplean alguno de sus componentes para diversas dolencias en las dosis adecuadas y con el debido control adecuado.

Domix Green Крем с подорожником и чистотелом20100405 39
Producto cosmético con componentes de la Celidonia mayor y el Llantén.

Decir que en la actualidad se experimenta con medicamentos compuestos a base de celidonia para el tratamiento de tumores, ya que uno de sus componentes la quelidonina es un alcaloide que inhibe la mitosis o división celular.

También parece que tiene efectos positivos para el tratamiento de la dermatitis atópica, como antibacteriano y antidepresivo, pero todo ello son estudios preliminares que podéis consultar en las fuentes.

Flores, hojas y brotes de la Celidonia mayor o Cirigüeña
Aquí podemos ver algunas de sus flores amarillas acompañadas de algunos brotes aún cerrados.

Como curiosidad decir que incluso se ha utilizado en medicina veterinaria, a pesar de ser una planta que el ganado esquiva y evita consumir debido a su pestilencia que resulta poco atractiva para los rumiantes.

La parte tóxica de Celidonia mayor es el látex anaranjado que se encuentra presente en toda la planta. Su sobre-dosificación provoca narcosis, pérdida de sensibilidad, tetania y en los casos más graves la muerte.

Detalle del látex de la Celidonia (Chelidonium majus) al cortar el tallo de la planta
Además del detalle del látex anaranjado podemos ver los pelillos que cubren toda la planta de la Celidonia o hierba verruguera.
Sus principios activos contienen alcaloides (quelidonia, queleritrina, coptisina, protopina), ácido quelidónico, aceite esencial, saponinas y su látex de color anaranjado que contiene sustancias carotenoides.


Hojas y flores de la Celidonia mayor
La Celidonia es una planta ruderal, que podemos encontrar en caminos, zonas de paso, escombros...

Por último decir que la Celidonia mayor es una planta ruderal, es decir, que nace en caminos, zonas de paso de ganado, lugares abandonados, escombreras... Por lo general son plantas de pequeño tamaño, ramificación limitada y con ciclos de vida cortos, por lo que crecen muy rápido y se reproducen pronta y abundantemente. Por esto solemos verlas representadas en zonas geográficas muy amplias. Son plantas anuales o bi-anuales.

El carácter ruderal o ruderalidad de una especie puede ser cuantificada, y se define como "la capacidad de prosperar en lugares donde existen perturbaciones debido a la destrucción parcial o total de la biomasa vegetal".

Grime, J. P.; Hodgson, J. G.; Hunt, R. (1988). Comparative plant ecology. A functional approach to common British species.(en inglés). ISBN 0-04-581028-1.







Fuentes:








Para saber más:


Quizás también te interese...

2 comentarios:

  1. La naturaleza siempre nos echa una mano cuando lo necesitamos, solo hay que saber utilizar sus recursos adecuadamente.

    Muchos de los principios activos de las plantas nos ayudan mucho pero como es costumbre, mucho de algo bueno acaba por convertirse en algo malo.

    Muy bueno tu artículo, gracias por compartir esa información.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, como dices la dosis hace la diferencia, de ayuda a veneno y no solo con esta planta si no con muchas que son usadas de manera más común. Menos mal que hacen falta muchas veces grandes cantidades para llegar a hacer un estropicio...

      Y gracias a ti por leerlo :)

      Un saludo.

      Eliminar

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio