Flora espontánea de Asturias: Primaveras, primula vulgaris.

Las primaveras son una de las flores de Asturias que podemos encontrarnos adornando las laderas sombrías en los fríos días de invierno.

Flores de Asturias: Primaveras silvestres, las primulas vulgaris son flores amarillas típicas de invierno.




Las primaveras silvestres tienen flores amarillas. Son flores típicas de finales del invierno y como comentaba más arriba las podemos encontrar en las laderas de las montañas, en el suelo de los bosques caducifolios o en las zonas más sombrías o húmedas.


Primrose (3356633595).jpg
By Tony Hisgett from Birmingham, UK - Primrose Uploaded by Magnus Manske, CC BY 2.0
Sus flores son de delicados tonos amarillos en el exterior oscureciéndose en el interior para indicar el acceso al polen a los insectos, para apreciar la belleza de estas flores deberemos captarlas con una cámara con macro o viéndolas al natural, sus hojas tienen un aspecto carnoso con un tono verde suave. Por lo general suelen salir varias plantas en un mismo lugar, formando pequeñas islas floridas que alegran incluso los inviernos más grises.
Primula Vulgaris León 01.JPG
By Basotxerri - Own work, CC BY-SA 4.0,


Es una de las plantas medicinales que podemos encontrar en los libros por su antigua designación Primula veris, esto se debe a que eran flores que se adelantaban a la primavera, pero debemos tener cuidado, pues puede que por esta antigua designación no demos con la variedad de primavera que queremos. 

Su uso como planta medicinal depende de la combinación que usemos: las flores podemos usarlas para infusión para calmar los nervios, mitigar problemas de estrés o combinándola con otra hierba, como el anís, puede servir como remedio natural para calmar la tos. También podemos usar las raíces, aunque estas deben ser recolectadas antes de la floración, lo que hace más difícil la identificación de la planta. La excesiva recolección de esta planta la ha hecho cada vez menos frecuente, por lo que solo debemos recolectarla cuando haya abundancia y a ser posible no más de lo necesario, pues podríamos hacerla desaparecer, y eso sería una verdadera pena.

Se le atribuyen propiedades sedantes, antiespasmódicas y expectorantes. En los libros la podemos encontrar como remedio natural para tratar problemas muy diversos: para inducir al sueño, como tratamiento para los resfriados, dolores de cabeza, problemas de ansiedad...


02014.3 Sanok, im März 2014 Primula veris.JPG
By Silar - Own work, CC BY-SA 3.0

Para las plantas de las primaveras, como uso en el huerto no he encontrado ninguna información escrita, pero ya que son una de las primeras flores en aparecer y además son aptas para las zonas más húmedas y sombrías, se me ocurre que podrían usarse para atraer a los primeros polinizadores y sírfidos y así preparar nuestros refugios de fauna auxiliar, además combinadas con otras flores como las violetas y las celidonias menores, muchas veces de manera espontánea en la naturaleza, aumentaremos la variedad y evitaremos que compitan entre sí por los nutrientes del suelo. Y por supuesto, alegraremos las zonas más oscuras de nuestro huerto.
Si te ha gustado el artículo puedes contarme tus experiencias y compartirlo en tus redes sociales :)

Quizás también te interese...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio