Receta: patatas guisadas con acelgas y huevo revuelto.

Sigue la temporada de las #acelgas y en casa una vez a la semana cae un plato seguro. En esta ocasión se trata de la #receta de un guiso, ya que se presentan estupendamente en los días fríos de invierno, porque además de ayudarnos a entrar en calor, son platos que no demandan mucha atención mientras se elaboran, ya que una vez preparados todos los ingredientes, no nos queda más que cubrir de agua y esperar pacientemente a que el fuego lento haga el resto. Pero como todo, requiere su tiempo y si lo elaboramos además con mimo, nuestros platos gustarán a toda la familia, incluso a esos amigos nuestros que llevan una forma de vida #vegetariana.

Receta: Guiso de patatas con acelgas, zanahoria y huevo revuelto.


Ingredientes:
  • Patatinos, o en su defecto patatas cortadas en trozos medianos
  • Un manojo de acelgas
  • Un par de dientes de ajo
  • Un huevo revuelto por comensal
  • Un par de zanahorias medianas
  • Una pizca de sal

Elaboración:

Pelamos los patatinos y los lavamos por si quedan restos de tierra. Si no tenemos patatinos usaremos patata normal, pero la cortaremos en cachos de tamaño medio para que queden como en la foto. Pelamos y lavamos las zanahorias y cortamos también en trozos no demasiado menudos.

Preparamos una olla en el fuego en la que añadimos los dientes de ajo laminados y un par de cucharadas de aceite. Doramos los ajos, añadimos las patatas y las zanahorias y cubrimos con agua, pero cubrimos justo, en este caso no queremos que nos sobre casi caldo. Ponemos a fuego lento y tapamos la olla para que no se nos escape el calor.

Lavamos y cortamos las acelgas. Yo separo los tallos de las hojas, las hojas las corto en juliana y los tallos los corto a lo largo. Lo verde lo reservo y las pencas las añado junto a las patatas y las zanahorias, ya que al ser más duros tardan más en ablandarse.

Pinchamos las patatas con el cuchillo y cuando les falte nada para estar en su punto añadimos las hojas verdes de las acelgas a la olla. Tapamos y dejamos que el vapor del agua las ablande, básicamente se cocinarán con el vapor, pues el agua se habrá reducido bastante y no tocará lo verde. 

Mientras se va terminando de hacer el guiso, añadimos un chorrito de aceite en una sartén y un huevo por persona que se vaya a poner a la mesa, en mi caso dos. Hacemos los huevos revueltos con una espátula de madera, añadimos perejil y pimienta negra al gusto y reservamos.

¿Ya están listas las acelgas? Si las vemos bien dobladas sobre las patatas, más oscuras y blandurrias la respuesta es sí. 

Ponemos en los platos el guiso de acelgas y patatas y luego sobre estas a modo de adorno echaremos el huevo.

Si te ha gustado la receta, te animo a que la compartas en tus redes.

Quizás también te interese...

2 comentarios:

  1. Hola, gracias por pasarte por el blog porque así he podido conocer el tuyo, te sigo a ver k recetiyas pones, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, mi cocina es más bien casera, aunque intento innovar a mi manera jajaja

      Nos vamos leyendo.

      Saludos.

      Eliminar

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio