Receta de risotto a mi manera

No sabía muy bien que preparar de comer, a veces me pasa que después de unos cantos días se me va la creatividad de la cocina y me quedo en blanco sin saber que hacer... No hay nada mejor para eso que dar una vuelta al huerto... Aunque en esta época del año es difícil. Por suerte aun me quedan pimientos que no arranqué debido al buen tiempo que estaba haciendo hasta hoy ¬¬! Así que he cogido unos cuantos, tengo tres variedades: morrón, del padrón y unos que aquí llaman celtas (aunque no estoy yo muy segura que los celtas cultivasen pimientos O_o)

También se están madurando los últimos tomates en las tomateras que tengo ya secando al sol, puerros, alguna cebolla que se quedo escondida cuando recogimos el resto y alguna mini berenjena exquisita. 

Ahora toca abrir la nevera: un pedazo de bacon, y una lata de champiñones abierta. Así que manos a la obra con algunas de las cosas.

Y como el arroz es una de las comidas que más me gusta, pero hace poco que lo he comido a la cubana... creo que probaremos con un risotto a mi manera...

Risotto con pimientos, bacon,champiñones, cebolla y una poquito de leche.
Ingredientes:

Un pedacito de bacon en tacos, o laminado, como más nos guste (unos 100 g)

Media lata de champiñones, en mi caso es para aprovechar así que si quereís echar una entera... A vuestro gusto :)

1 cebolla, personalmente me gusta laminada

Pimientos variados, en mi caso, un par del padrón, otro par del celta ya rojo y medio morrón verde.

Arroz, un vaso, que es la medida en casa para unas cuatro raciones, depende del hambre que tengamos...

Tres medidas de agua

Media de leche

Queso para rayar, si tenemos parmesano ese, si no el que más os guste.

Preparación:

Picamos la cebolla y los pimientos y los añadimos a la sartén o cazuela que previamente hemos untado con aceite. Ponemos a freír a fuego lento. Mientras tanto vamos picando el bacon y los champiñones, estaría mucho mas bueno si son naturales, pero los de lata también irán bien :)

Cuando tengamos un poco dorada la cebolla añadiremos el bacon y los champis, esto se añade más tarde porque se hace antes, así tendremos todo en su punto justo.

Preparamos nuestra medida de arroz, en mi caso uso arroz redondo, pero podéis usar el que más os guste, por lo visto existe en el mercado un arroz especial para hacer risottos.  Añadimos el arroz y después el agua. Dependiendo del día yo lo añado caliente o frío... He de confesar que no noto mucha diferencia... Quizás con el agua caliente tarde un poco menos, pero tampoco lo puedo asegurar...

Como hemos añadido agua en vez de caldo y yo no soy muy amiga de las pastillas de caldo, ponemos media medida de leche, así le dará un gustillo especial al arroz, diferente y suave. Añadimos un poquito de sal.

Dejamos que el agua se evapore removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Cuando el arroz esté bien cocido dejamos que repose con el caldillo que ha sobrado de la evaporación tapando la olla con un paño.

Servir calentito, rayar el queso encima y espolvorear con orégano y pimienta negra. El queso se fundirá con el calor que desprende el arroz y quedará buenísimo.

Espero que os guste :)


Quizás también te interese...

2 comentarios:

  1. El CALDO (que no agua) tiene que estar caliente para romper el almidón del arroz. Para que quede cremosito el único truco es remueve que te remueve e ir añadiendo poquito a poco el CALDO calentito xD El caldo lonchafinista lo puedes hacer guardando en el congelador las partes pochas de las verduras en una bolsa.

    ResponderEliminar
  2. Vamos, que si echas todo el agua del golpe, no hay tu tía de que quede cremoso y además deberías llamarlo PAELLA xDDD Y ya para que sea considerado risotto del weno, aparte de la cebolla, no puede faltar el vasico de vino blanco!

    ResponderEliminar

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio