Permacultura: el camino a seguir

Flor que ilustra los principios de la permacultura
Desde que comencé con esto del huerto había alguna que otra cosa que no terminaba por convencerme... No me gustaba tener que cargarme todos los bichos que andaban por él, aunque fuese de una manera ecológica o a mano y tampoco me gustaba la idea de que cuanto más tiempo pasaba desde que habíamos hecho el bancal, menos lombrices había... Recuerdo el primer día que metimos la pala en la tierra... las sacabas a puñados y ahora no encuentras ni una, a excepción de los bancales de las alcachofas que tienen un acolchado de paja, porque leí que necesitaban mucha materia orgánica para desarrollarse bien y les voy poniendo acolchado cada vez que veo que se queda un poco bajo.

El otro día vi otro documental de permacultura, uno que dura a penas media hora en el que me volvió a entrar el gusanillo de probar esta técnica al 100% y dejarme de medias tintas... Os dejo el enlace para verlo online: El escarabajo verde - Perma... que?

Tengo que puntualizar un par de cosas:

1. Siempre que vemos este tipo de cosas está claro que esa gente que predica con el ejemplo de ser super sostenibles, han tenido que estar algún día dentro del sistema, así que no os sintáis mal con vosotros mismos ni penséis que no podeis hacerlo. 

2. También hay que aclarar que se ve que han tenido medios, tanto económicos como de fuerza de voluntarios, o en este caso de alumnos que les han ayudado a hacer todo lo que tienen a día de hoy. Así que en mi humilde opinión se puede hacer con menos dinero y menos mano de obra... solo que a lo largo de más tiempo.

3. Este sistema de agricultura requiere de tiempo y paciencia. Eso es lo fundamental. Por lo que: aunque no seamos ricos y no podamos comprarnos una enorme finca, podemos intentarlo, por lo menos eso es lo que voy a hacer yo.

4. Las costumbres son muy difíciles de olvidar, así que si realmente nos interesa acabar viviendo lo más armónicamente con la naturaleza posible, deberemos ir adaptándonos poco a poco. Parece una tontería, pero pasar de la ciudad al campo supone un pequeño shock, he visto gente que no era capaz de descansar por el sonido de los pájaros... Así que hay que acostumbrarse poco a poco, igual que si queremos dejar de consumir productos prefabricados, no podemos dejarlos todos de la noche a la mañana, entre otras cosas, porque esos productos tienen un tipo de saborizantes que no tiene la comida natural, y a veces, cuesta adaptarse al cambio.

Así que si os gusta la naturaleza,la contemplación y trabajar para uno mismo... ¡Puede que este tipo de agricultura también sea la vuestra! :)

Como no me  quiero alargar mucho en esta entrada os hago un adelanto de lo que publicaré en a próxima... ¿Cómo funciona el suelo? Un artículo en el que hablaremos de las capas del suelo, su ecosistema, como debemos cuidarlo y como se relaciona con todo lo demás.

Quizás también te interese...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio