Bizcocho de limón y canela - Receta

Este bizcocho está buenísimo, alguna vez leí entre búsquedas de información para hacer otras cosas el título de la receta entremezclado con lo que quiera que yo buscase ese día y he de decir que es exquisito... Al final no he seguido ninguna receta, pues se me ocurrió prepararlo ayer en un arrebato recetil y lo hice a mi manera, supongo que no habrá mucha diferencia entre recetas, pero aún así, aqui os dejo la mía:

Ingredientes para el bizcocho de limón:

  • 1 yogur natural
  • 3 medidas de yogur de harina2 medidas de yogur de azúcar
  • 1 medida de yogur de aceite, el de girasol es más neutro en cuanto al sabor, y más barato :P
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 3 huevos
  • El zumo de uno o dos limones, yo he usado uno y creo que cuando repita la receta pondré dos, a ver como queda
  • Ralladura de limón
  • Canela, en mi caso usé canela en polvo, aunque la canela en rama me gusta más, pero no tenía muy claro como añadirla a la receta y luego sacarla del bizcocho...
  • Un poco de mantequilla para untar el molde.
  • Un chorrito de leche entera

Preparación:


Exprimimos el / los limones y los dejamos preparados en un vaso.
Mezclamos los huevos, el yogur, la harina, levadura, aceite, azúcar, la ralladura de limón y una cucharadita de canela en polvo en un bol, y removemos hasta que no queden grumos, yo lo suelo pasar por la batidora, así me aseguro de que todo queda bien mezclado. Cuando tengamos una masa homogénea añadiremos el zumo de limón y volveremos a batir hasta que todo quede bien mezclado. Si la masa nos queda muy dura, o difícil de amasar, que veamos que la batidor tiene problemas de movimiento y se calienta podemos añadir el chorrito de leche, pero poco, ya que va a aligerar mucho la mezcla.

Untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina.

Echamos la mezcla en el molde y lo metemos en el horno a 180º, durante unos 20 minutos. 

Truquillos de yaya:
Si vemos que el bizcocho ha subido y se está comenzando a dorar demasiado por la parte superior, pero sin embargo lo hemos pinchado y sigue líquido por dentro, podemos poner un poco de papel albal por encima para que no queme la parte superior.

Tener cuidado de no abrir antes de tiempo, pues la masa podría bajar y no volverá a subir.

Un truco interesante es dejar la mezcla reposar en la nevera una hora antes de meterla en el horno previamente calentado, así conseguiremos que la levadura reaccione al cambio de temperatura con más ganas y obtendremos unos bizcochos más esponjosos.

Quizás también te interese...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio