Cómo hacer falafel o bolas de garbanzo fritas

Receta y paso a paso de Falafel o bolas de garbanzo fritas


Las bolas de garbanzo fritas, también conocidas como falafel son una estupenda idea para acompañar una ensalada de verano. Además de una forma diferente de comer legumbres, ya que las podemos acompañar con diferentes tipos de salsas, hacer en bocadillo, ponerlas con una guarnición de arroz o cuscús... El límite como siempre lo ponen los gustos y la imaginación.


Un paso antes de hacer la receta será dejar los garbanzos a remojo la noche anterior, así que si estás leyendo esto ahora mismo... y no has hecho este paso ayer... no podrás disfrutar del falafel hasta mañana.

Se deben poner a remojo los garbanzos para poder usarlos al día siguiente

Los garbanzos secos no es que tengan muy buen aspecto, ¿verdad? De todas formas veréis como cambian con la hidratación:

Garbanzos hidratados a la mañana siguiente


Ahora vamos a preparar todo lo que necesitamos para nuestra receta de hoy:

Ingredientes:

  • Garbanzos
  • Ajos (al gusto)
  • Una cebolla, o dos si son muy pequeñas
  • Perejil (al gusto)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Una ramita de hinojo, si es fresco mucho mejor
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de levadura química tipo royal

Ingredientes necesarios para preparar falafel o bolas de garbanzo fritas


Aclaramos los garbanzos y los escurrimos, preparamos también unos dientes de ajo, a mi me encantan, por lo que suelo poner bastantes, también añado un poco de cebolla, pero no demasiada, pues puede aguar la mezcla.

Picamos el ajo, la cebolla y el hinojo. Añadimos la mezcla a los garbanzos, la sal, la levadura y la pimienta para pasarlo todo por la picadora.

Ingredientes de las bolas de garbanzo fritas en la picadora


Lo ideal es una batidora de vaso a la que se le pueden intercambiar las cuchillas, pues para las batidoras de mano la mezcla se hace un poco pesada. Si se da el caso podemos añadir un poco de aceite para hacer la masa menos espesa y dura.

Resultado de la picadora


Dejamos reposar la masa, como mínimo una hora, para que se asiente y no se nos desparrame en la sartén, si no tenéis tiempo, existe un truco que además le dará un toque a los garbanzos, más adelante os lo explico.

Masa para reposar como mínimo una hora


Ponemos una sartén con aceite a calentar.

Si hemos podido esperar a que la mezcla se asiente haremos bolas con la masa e iremos echando una a una en la sartén con mucho cuidado. Si no hemos tenido tiempo batiremos un huevo y añadiremos una o dos cucharaditas de harina.

Un truco por si se nos desparrama la masa a la hora de freírla en la sartén es añadir un huevo y harina


Mezclaremos bien todos los ingredientes y echaremos las bolas al aceite caliente.

Giraremos nuestras bolitas de falafel para que se hagan por todos los lados y cuando estén bien doradas las sacaremos a un plato en el que previamente habremos colocado un par de papeles absorbentes para evitar el exceso de aceite, si las freímos con el aceite bien caliente no tienen porque quedar grasientas.

Falafel friéndose en abundante aceite caliente


Una vez fritas, las podemos acompañar de una ensalada simple y varios tipos de salsa; en mi caso, he hecho tres salsas: mayonesa, tzatziki (salsa de yogur griega) y una salsa picante.

Si hacéis demasiada masa para las bolas de garbanzo, no es problema, congela muy bien y puede aguantar varios días en la nevera en taper cerrado, además si os sobra poco, o dejáis alguna de las ya fritas sin comer también se pueden aprovechar para preparar ensaladas templadas o mixtas como esta.

Quizás también te interese...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio